Ven Espíritu Santo

Ven Espíritu Santo

jueves, 6 de octubre de 2016

06 de Octubre

Uno de los símbolos del Espíritu Santo es la unción con aceite.

En el Antiguo Testamento los reyes eran ungidos, para que supieran gobernar y para que tuvieran la fuerza necesaria para poder cumplir con su misión. Se creía que, junto con el aceite que se derramaba, descendía el Espíritu divino (1 Samuel 9; Salmo 2,6). También los sacerdotes eran ungidos en su consagración (Éxodo 28,41; 29,7), y a veces los profetas (1 Reyes 19,15-16).

Jesús mismo, cuando inicia su misión pública, aplica a esa misión el anuncio de Isaías: "El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido para llevar la buena noticia a los pobres" (Lucas 4,18).

Esta unción no significa sólo que somos elegidos, sino que somos capacitados para cumplir la misión que Dios nos da en esta vida. Por eso, también en el Bautismo y en la Confirmación nosotros somos ungidos.

Esta unción con aceite es un símbolo de esa consagración que nos capacita, porque en la antigüedad se utilizaba el aceite para frotar a los atletas y fortalecerlos de manera que pudieran correr y llegar a la meta con éxito. Pero para cumplir otras funciones, como el gobierno, el sacerdocio o la profecía, no basta la fuerza, sino también la sabiduría. Por eso, esta unción con el aceite pasó a simbolizar también al Espíritu Santo que se derrama para darnos esa sabiduría. A los cristianos que han recibido el Espíritu Santo se les dice: "Ustedes conserven la unción que recibieron de él, y no tendrán necesidad de que nadie les enseñe" (1 Juan 2,27).

Imaginemos al Espíritu Santo, que se derrama sobre nosotros como un aceite perfumado, y démosle gracias por la fuerza y la sabiduría que él nos regala muchas veces, cuando más lo necesitamos.

165 comentarios:

  1. Ven Espíritu Santo de Jesús!!!! Apoderate de mí!!

    ResponderEliminar
  2. Texto precioso que nos llena de gracia y sabiduría

    ResponderEliminar
  3. Texto precioso que nos llena de gracia y sabiduría

    ResponderEliminar
  4. Texto precioso que nos llena de gracia y sabiduría

    ResponderEliminar
  5. Texto precioso que nos llena de gracia y sabiduría

    ResponderEliminar
  6. Ven Espiritu Santo,y llename de tu divina Sabiduria.Amen.

    ResponderEliminar
  7. Ven Espiritu Santo,y llename de tu divina Sabiduria.Amen.

    ResponderEliminar
  8. 07 de Octubre:

    Espíritu Santo,
    fuente de la paz verdadera, ven. 
    Pacifica mis miedos.
    Ven Espíritu Santo. 
    Pacifica mis ansiedades.
    Ven Espíritu Santo. 
    Pacifica mis obsesiones.
    Ven Espíritu Santo. 
    Pacifica mis remordimientos.
    Ven Espíritu Santo. 
    Pacifica mis malos recuerdos.
    Ven Espíritu Santo. 
    Pacifica mis insatisfacciones.
    Ven Espíritu Santo. 
    Pacifica mis rencores.
    Ven Espíritu Santo. 
    Pacifica mis tristezas.
    Ven Espíritu Santo. 
    Pacifica mis nerviosismos.
    Ven Espíritu Santo. 
    Pacifica toda mi vida.
    Ven Espíritu Santo.
    Amén.

    ResponderEliminar
  9. 07 de Octubre:

    Espíritu Santo,
    fuente de la paz verdadera, ven. 
    Pacifica mis miedos.
    Ven Espíritu Santo. 
    Pacifica mis ansiedades.
    Ven Espíritu Santo. 
    Pacifica mis obsesiones.
    Ven Espíritu Santo. 
    Pacifica mis remordimientos.
    Ven Espíritu Santo. 
    Pacifica mis malos recuerdos.
    Ven Espíritu Santo. 
    Pacifica mis insatisfacciones.
    Ven Espíritu Santo. 
    Pacifica mis rencores.
    Ven Espíritu Santo. 
    Pacifica mis tristezas.
    Ven Espíritu Santo. 
    Pacifica mis nerviosismos.
    Ven Espíritu Santo. 
    Pacifica toda mi vida.
    Ven Espíritu Santo.
    Amén.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disculpa Martín.. esta oración corresponde al día de hoy 07/10/2016

      Eliminar
    2. Disculpa Martín.. esta oración corresponde al día de hoy 07/10/2016

      Eliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Hola, alguien que me pueda pasar la oración de el 7 de octubre por favor. Gracias, es para compartir en un grupo.

    ResponderEliminar
  12. Martin ¿la oración que pusiste del Espíritu Santo es la lectura de hoy?

    ResponderEliminar
  13. 08 de Octubre:

    Dentro de nosotros hay mucha energía que desperdiciamos en los miedos, las tristezas, la envidia, y tantas otras sensaciones inútiles. Pero esa energía despertada por las malas sensaciones puede ser utilizada positivamente, porque el Espíritu Santo puede sanarla y convertirla en algo positivo, si aceptamos dar el paso que él nos propone.

    El miedo al futuro, por ejemplo, debe convertirse en un desafío que nos estimule a prepararnos con entusiasmo para enfrentarlo. Es precioso ver cómo esa energía del miedo se convierte en esperanza y decisión.

    La tristeza puede convertirse en una actitud de profunda reflexión que nos permita descubrir los grandes valores de la vida, en lugar de buscar entretenimientos que sólo nos distraen.

    La energía que se despierta en la envidia también puede convertirse en algo positivo: en la capacidad de dejarse movilizar por esa persona que envidiamos, y comenzar a tomar a esa persona como un estímulo para sacar lo mejor de nosotros mismos, pero a nuestro modo y con nuestra propia misión, sin pretender copiar lo que el otro hace.

    Dejemos entrar al Espíritu Santo en esa energía interior que estamos utilizando mal, para que él nos enseñe a usarla bien, para convertirla en una fuerza positiva de vida y de crecimiento.

    ResponderEliminar
  14. Buenos días
    Por favor se alguien puede pasar la reflexión de hoy domingo 9 de octubre.
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
  15. Buenos días! Siento mucho, que no publiquen los Cinco Minutos del 9 de octubre. Alguien nos los puede compartir por favor!

    ResponderEliminar
  16. Buenos días..!!! Por favor podrían enviar los cinco minutos del día de hoy. Y si alguno sabe de donde poder buscar los mensajes diarios.. muchos dependen de mi para hacerles llegar las reflexiones ... bendiciones para todos.

    ResponderEliminar
  17. os Cinco Minutos del Espíritu Santo

    09 Octubre: Cuando fuimos formados en el seno de nuestra madre, el Espíritu Santo colocó en nosotros muchas capacidades, que ni siquiera imaginamos. La mayoría de las personas muere sin haber desarrollado una mínima parte de todas esas capacidades que el Espíritu Santo les regaló. Porque son como semillas de cosas buenas que necesitan nuestra decisión y nuestra cooperación para desarrollarse.

    Es una pena que tantas cosas bellas queden atrofiadas y escondidas, porque servirían para mejorar el mundo a nuestro alrededor.

    Invoquemos al Espíritu Santo, para que podamos explotar toda esa potencia de vida, de luz y de bien que llevamos dentro; para que no nos despreciemos a nosotros mismos ni pensemos que tenemos poco para dar.

    No vamos a ser más fuertes si nos guardamos todo eso. Al contrario, porque las cosas más hermosas que llevamos dentro sólo se desarrollan si las ejercitamos y las compartimos. Entonces, seremos más débiles y más pobres si las dejamos escondidas y no las ofrecemos al mundo.

    Demos gracias al Espíritu Santo, que nos ha llenado de riqueza interior, y pidámosle que nos fecunde con su gracia para que desarrollemos todo lo que ha puesto en nosotros.

    ResponderEliminar
  18. Gracias y Disculpe Señora Martha.... tiene alguna pagina donde suscribirse para recibir o buscar todos los diaservicios les mensajes de los 5 minutos del Espíritu Santo...?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Facebook https://www.facebook.com/Los-Cinco-Minutos-del-Esp%C3%ADritu-Santo-388140381254809/

      Eliminar
  19. Gracias y Disculpe Señora Martha.... tiene alguna pagina donde suscribirse para recibir o buscar todos los diaservicios les mensajes de los 5 minutos del Espíritu Santo...?

    ResponderEliminar
  20. Muchas gracias! Por compartir, los Cinco Minutos del Espíritu Santo! Dios te bendiga! Excelente domingo!

    ResponderEliminar
  21. Dónde más se puede ver la publicación de los cinco minutos del Espíritu santo? Gracias!

    ResponderEliminar
  22. Dónde más se puede ver la publicación de los cinco minutos del Espíritu santo? Gracias!

    ResponderEliminar
  23. Gracias Martha por compartir los cinco minutos del Espíritu Santo, para mi es una necesidad leerlo todos los dias.Dios te bendiga

    ResponderEliminar
  24. 10 de Octubre:

    El Espíritu Santo nos hace nacer y nos hace renacer. Nos hizo nacer en el Bautismo, pero eso es sólo un germen, una semilla que se tiene que desarrollar permanentemente. El Espíritu Santo es el que realiza ese permanente renacimiento.

    Jesús le dijo a Nicodemo: "Te aseguro que si uno no nace del agua y del Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios... No te extrañes si te he dicho que hay que nacer de nuevo" (Juan 3,5.7).

    Pero descubrimos que ese nacimiento tiene que ser permanente porque en Juan 3,18 y en 1 Juan 3,9; 5,18 advertimos que allí se habla de los que han renacido de un modo pleno, y ya no pecan, porque han nacido perfectamente de Dios.

    Por lo tanto, el Espíritu Santo nos ha hecho renacer en el Bautismo, pero quiere hacernos renacer cada día hasta que seamos plenamente renovados y transformados.

    Vivamos cada día de esa manera, como una nueva oportunidad para nacer de nuevo, para seguir renaciendo a una vida más bella y más buena. Invoquemos al Espíritu Santo para que nos haga renacer cada día más, porque sólo con su poder es posible morir cada día al hombre viejo y dejar nacer el hombre nuevo.

    No podemos contentarnos con la vida recibida en el Bautismo, que es como un germen, sino a permitir su desarrollo hasta alcanzar una plenitud de vida tal, que el pecado ya no pueda tener poder alguno sobre la propia existencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Martin Dios te llene de bendiciones!

      Eliminar
    2. Buen dia mil gracias Dios le bendiga por compartir el dia de hoy.

      Eliminar
    3. Buen dia mil gracias Dios le bendiga por compartir el dia de hoy.

      Eliminar
  25. Buenos días! Les pido de favor, si nos pueden pasar los cinco minutos del Espíritu Santo del 10 de octubre. Dios los bendiga!

    ResponderEliminar
  26. Buen dia queridos hermanitos que administran la pagina de Los Cinco Minutos del Espiritu Santo que pasa qie ya no nos lo envian, les agradeceremos sigan posteandolo ya que edifica nuestras vidas.

    ResponderEliminar
  27. Buen dia queridos hermanitos que administran la pagina de Los Cinco Minutos del Espiritu Santo que pasa qie ya no nos lo envian, les agradeceremos sigan posteandolo ya que edifica nuestras vidas.

    ResponderEliminar
  28. Espero que Ángel Gris, propietario del Blog se encuentre bien.
    Está en mis Oraciones.
    Bendiciones.
    Gracias a los que apoyan posteando la lectura cada día.

    ResponderEliminar
  29. Espero que Ángel Gris, propietario del Blog se encuentre bien.
    Está en mis Oraciones.
    Bendiciones.
    Gracias a los que apoyan posteando la lectura cada día.

    ResponderEliminar
  30. Que pasó que estos días desde el 6 de octubre no llega la oración o reflecón? Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos dias agreguelo a sus contactos de facebook para que le llegue todos los dias, porque no se pasa que por aqui ya no lo postean.

      Eliminar
    2. Buenos dias agreguelo a sus contactos de facebook para que le llegue todos los dias, porque no se pasa que por aqui ya no lo postean.

      Eliminar
    3. Buenos días Jose
      Puedes seguir los Cinco Minutos en este blog:
      http://l5mdes.blogspot.mx

      Eliminar
  31. Que pasó que estos días desde el 6 de octubre no llega la oración o reflecón? Gracias.

    ResponderEliminar
  32. Los cinco minutos del Espíritu Santo Martes 11 de octubre de 2016


    Como siempre, el apasionado San Agustín expresa de una manera maravillosa el deseo de Dios, y también el deseo del Espíritu Santo. Usemos sus palabras para elevar el corazón al Espíritu Santo:
    Ven, dulce Consolador de los que están desolados, refugio en los peligros y protector en la miseria.
    Ven, tú que lavas nuestras manchas y curas nuestras llagas.
    Ven, fuerza del débil, apoyo del que cae. Ven, doctor de los humildes y vencedor de los orgullosos.
    Ven, padre de los huérfanos, esperanza de los pobres, tesoro de los que sufren la indigencia.
    Ven, estrella de los navegantes, puerto seguro de los náufragos.
    Ven, fuerza de los vivientes y salud de los moribundos.
    Amen.

    ResponderEliminar
  33. Los cinco minutos del Espíritu Santo Martes 11 de octubre de 2016


    Como siempre, el apasionado San Agustín expresa de una manera maravillosa el deseo de Dios, y también el deseo del Espíritu Santo. Usemos sus palabras para elevar el corazón al Espíritu Santo:
    Ven, dulce Consolador de los que están desolados, refugio en los peligros y protector en la miseria.
    Ven, tú que lavas nuestras manchas y curas nuestras llagas.
    Ven, fuerza del débil, apoyo del que cae. Ven, doctor de los humildes y vencedor de los orgullosos.
    Ven, padre de los huérfanos, esperanza de los pobres, tesoro de los que sufren la indigencia.
    Ven, estrella de los navegantes, puerto seguro de los náufragos.
    Ven, fuerza de los vivientes y salud de los moribundos.
    Amen.

    ResponderEliminar
  34. Muchas gracias Susana Dios te bendiga!!

    ResponderEliminar
  35. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  36. Los Cinco Minutos del Espíritu Santo

    Miércoles, 12 de Octubre de 2016

    El Espíritu Santo limpia, purifica, destruye todo lo manchado y se lleva nuestras basuras. Por eso es agua que lava, viento que arrasa y fuego que quema:

    "Cuando lave el Señor la suciedad de las mujeres de Sión y friegue la sangre dentro de Jerusalén, con un viento justiciero, con un soplo abrasador" (Isaías 4,4).

    Cuando nos sentimos sucios por dentro, por nuestras infidelidades, egoísmos o malas acciones, invoquemos al Espíritu Santo para que queme todo eso con su fuego y lo destruya para siempre: "Porque él es como el fuego del fundidor y como la lejía de los lavanderos." (Malaquías 3,2).

    Ya en el Bautismo nos bañó, y vuelve a hacerlo cada vez que volvemos a él sinceramente arrepentidos:

    "Nos salvó con el baño del nuevo nacimiento y la renovación por el Espíritu Santo" (Tito 3,5).

    Veamos cómo lo expresaba San León Magno:

    "Un pueblo que se consagra al cielo nace aquí de semilla fecunda; lo engendra el Espíritu Santo fecundando el agua. Sumérgete pecador, para limpiarte en la sagrada corriente. Viejo te recibirá el agua, pero te despedirá nuevo".

    Muchas veces, cuando hemos caminado y trabajado en un día de calor de verano, hemos disfrutado al sentirnos limpios después de un buen baño. Mucho más bella es la limpieza que realiza el Espíritu Santo si le permitimos que pase por nosotros con su agua purificadora.

    ResponderEliminar
  37. Los Cinco Minutos del Espíritu Santo

    Miércoles, 12 de Octubre de 2016

    El Espíritu Santo limpia, purifica, destruye todo lo manchado y se lleva nuestras basuras. Por eso es agua que lava, viento que arrasa y fuego que quema:

    "Cuando lave el Señor la suciedad de las mujeres de Sión y friegue la sangre dentro de Jerusalén, con un viento justiciero, con un soplo abrasador" (Isaías 4,4).

    Cuando nos sentimos sucios por dentro, por nuestras infidelidades, egoísmos o malas acciones, invoquemos al Espíritu Santo para que queme todo eso con su fuego y lo destruya para siempre: "Porque él es como el fuego del fundidor y como la lejía de los lavanderos." (Malaquías 3,2).

    Ya en el Bautismo nos bañó, y vuelve a hacerlo cada vez que volvemos a él sinceramente arrepentidos:

    "Nos salvó con el baño del nuevo nacimiento y la renovación por el Espíritu Santo" (Tito 3,5).

    Veamos cómo lo expresaba San León Magno:

    "Un pueblo que se consagra al cielo nace aquí de semilla fecunda; lo engendra el Espíritu Santo fecundando el agua. Sumérgete pecador, para limpiarte en la sagrada corriente. Viejo te recibirá el agua, pero te despedirá nuevo".

    Muchas veces, cuando hemos caminado y trabajado en un día de calor de verano, hemos disfrutado al sentirnos limpios después de un buen baño. Mucho más bella es la limpieza que realiza el Espíritu Santo si le permitimos que pase por nosotros con su agua purificadora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Señor ilumina el camino, envía tu Santo Espíritu, llena de bendiciones y cubre todas las necesidades del hermano(a) que hace y cumple tan importante mandato de llevar tu palabra al mundo entero. Esta página que nos da el primer empujón del día y así poder dedicar con más entusiasmo todas nuestras tareas. Bendice su familia y que ni muera ni se enfríe el calor que tu Santo Espíritu le ofrece y que a su vez nos calienta a nosotros.

      Eliminar
    2. Hiciste uns bella oración. Gracias

      Voy a estar publicando diaramente Los Cinco Minutos del Espíritu Santo en el siguiente Blog por si desea seguirlo.

      http://l5mdes.blogspot.mx/?m=1

      Buenas noches y bendiciones.

      Eliminar
  38. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  39. Ven Espíritu Santo y envía desde el cielo tu luz para iluminarnos porque sin ti nada podemos.
    Amén.

    Gracias por compartir Manuel Robles.

    ResponderEliminar
  40. Ven Espíritu Santo y envía desde el cielo tu luz para iluminarnos porque sin ti nada podemos.
    Amén.

    Gracias por compartir Manuel Robles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada Susana, es un placer

      Voy a estar publicando diaramente Los Cinco Minutos del Espíritu Santo en el siguiente Blog por si desea seguirlo.

      http://l5mdes.blogspot.mx/?m=1

      Buenas noches y bendiciones.

      Eliminar
  41. Los Cinco Minutos del Espíritu Santo

    Jueves, 13 de Octubre, 2016

    El agua es un símbolo central en el cuarto Evangelio, y representa la acción del Espíritu n nosotros, que viene a cumplir las promesas proféticas de un agua purificadora y vivificadora (Ez 36,25.27; 47,1-12; Zac 13,1; ls 12,3). La identificación del agua con el Espíritu es evidente en Jn 7,37-39. En Jn 19,28-35 el costado traspasado de Cristo se manifiesta como la fuente del agua viva del Espíritu. En el derramamiento del Espíritu se cumple la misión de Cristo, que ha venido a traer vida en abundancia (Jn 10,10).

    El agua del Espíritu, haciendo presente en nosotros a Cristo resucitado, nos hace participar de la vida de la Trinidad (Jn 16,13-15;14,19). Así su iniciativa de amor nos hace fecundos (Jn 15,16), comunicando a los demás la vida del Resucitado. De ese modo participamos de su gloria (Jn 17,22). En el Hijo de Dios hecho carne habita la plenitud de la gracia del Espíritu Santo, y de esa plenitud recibimos nosotros (Jn 1,14.16.17).

    Evidentemente, el eje unificador de todos los símbolos del Evangelio de Juan para hablar del Espíritu Santo, es la "vida". Se trata de la vida nueva que reside en la humanidad glorificada de Jesucristo, y que desborda para los que se acercan a él. Unidos a él, los creyentes participan de su fecundidad, derramando la belleza de su vida en el mundo. Jesucristo, como fuente abierta del Espíritu Santo, es manantial de vida, pan de vida, ofrece vida en abundancia.

    ResponderEliminar
  42. Los Cinco Minutos del Espíritu Santo

    Jueves, 13 de Octubre, 2016

    El agua es un símbolo central en el cuarto Evangelio, y representa la acción del Espíritu n nosotros, que viene a cumplir las promesas proféticas de un agua purificadora y vivificadora (Ez 36,25.27; 47,1-12; Zac 13,1; ls 12,3). La identificación del agua con el Espíritu es evidente en Jn 7,37-39. En Jn 19,28-35 el costado traspasado de Cristo se manifiesta como la fuente del agua viva del Espíritu. En el derramamiento del Espíritu se cumple la misión de Cristo, que ha venido a traer vida en abundancia (Jn 10,10).

    El agua del Espíritu, haciendo presente en nosotros a Cristo resucitado, nos hace participar de la vida de la Trinidad (Jn 16,13-15;14,19). Así su iniciativa de amor nos hace fecundos (Jn 15,16), comunicando a los demás la vida del Resucitado. De ese modo participamos de su gloria (Jn 17,22). En el Hijo de Dios hecho carne habita la plenitud de la gracia del Espíritu Santo, y de esa plenitud recibimos nosotros (Jn 1,14.16.17).

    Evidentemente, el eje unificador de todos los símbolos del Evangelio de Juan para hablar del Espíritu Santo, es la "vida". Se trata de la vida nueva que reside en la humanidad glorificada de Jesucristo, y que desborda para los que se acercan a él. Unidos a él, los creyentes participan de su fecundidad, derramando la belleza de su vida en el mundo. Jesucristo, como fuente abierta del Espíritu Santo, es manantial de vida, pan de vida, ofrece vida en abundancia.

    ResponderEliminar
  43. Buenos días! Por favor si alguien puede compartir los Cinco minutos del Espíritu Santo. Porque no nos llegan.
    Dios los bendiga!
    De antemano muchas gracias!

    ResponderEliminar
  44. Buenas noches, quisiera saber qu,e esta pasando con las publicaciones diarias de Los cinco minutos del Espiritu Santo, desde el día 6 de Octubre no han vuelto a publicar nada más, gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a estar publicando diaramente Los Cinco Minutos del Espíritu Santo en el siguiente Blog por si desean seguirlo.

      http://l5mdes.blogspot.mx/?m=1

      Buenas noches y bendiciones.

      Eliminar
  45. Los Cinco Minutos del Espíritu Santo

    Viernes,14 de Octubre, 2016

    El mundo está lleno de colores que le dan una hermosura tan rica y variada, para que nos alegremos y gocemos.

    Pero algunas personas, por una deficiencia física, sólo pueden ver en blanco y negro. Otros pueden ver en colores, pero no saben valorarlo.

    Eso también puede sucedemos en el nivel espiritual. El mundo está lleno de cosas lindas, de una variedad inmensa de cosas buenas. Pero a veces estamos tan limitados espiritualmente que nos parece que todo es gris.

    Los árboles no nos dejan ver el bosque. Un problema no nos deja ver todo lo que está bien en nuestra vida, un temor oscurece toda nuestra esperanza.

    Pidamos al Espíritu Santo que nos libere de esa enfermedad, para que podamos disfrutar y gozar con esa inmensa variedad de cosas bellas que hay en el mundo.

    ResponderEliminar
  46. Gracias X compartir. Bendiciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Manuel por enviarnos Los Cinco Minutos del Espiritu Santo, bendiciones.

      Eliminar
    2. Gracias Manuel por enviarnos Los Cinco Minutos del Espiritu Santo, bendiciones.

      Eliminar
    3. De nada Ekida.
      Voy a estar compartiendo diaramente Los Cinco Minutos en este blog:

      Eliminar
  47. Voy a estar publicando diaramente Los Cinco Minutos del Espíritu Santo en el siguiente Blog por si desean seguirlo.
    Buenas noches y bendicioned.

    http://l5mdes.blogspot.mx/?m=1

    :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias pura vida por el detalle :)

      Eliminar
  48. Muchas gracias! Dios te bendiga!

    ResponderEliminar
  49. Hola Manuel Robles, busque el blog y no aparece. Gracias por compartir. Dios te bendiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. La dirección web es:

      L5mdes.blogspot.mx

      Bendiciones

      Eliminar
    2. Gracias. La dirección web es:

      L5mdes.blogspot.mx

      Bendiciones

      Eliminar
  50. Los Cinco Minutos del Espíritu Santo
    Sábado 15 de octubre de 2016


    La magnanimidad es una hermosa virtud, que nos lleva a desear cosas grandes, a gastar nuestra vida para regalarle algo grande a este mundo. Porque ser humildes no quiere decir que escondamos nuestras capacidades o que enterremos nuestros talentos. El Espíritu Santo no se goza en nuestra destrucción ni espera que renunciemos a nuestros sueños. Al contrario, él nos lanza a la aventura de vivir cosas grandes.
    Eso está claro en la vida de Santa Teresa de Ávila, que hoy recordamos. Ella desde pequeña soñaba con hacer cosas grandes por Cristo. Pero en esa época, hace quinientos años, las mujeres no podían destacarse en la sociedad ni en la Iglesia.
    A ella la estimulaba mucho la lectura de las vidas de santos y de los libros de caballería. Por eso un día, siendo niña, quiso escapar con su hermano con el deseo de dar la vida por Cristo en tierras paganas.
    En 1535 entró al convento de la Encarnación en Ávila. Pero se puede decir que sólo veinte años después ocurrió su gran conversión, la acción más poderosa del Espíritu Santo. Al poco tiempo sintió el llamado de Dios a reformar la vida de los conventos carmelitas, devolviéndoles su espíritu de austeridad y fervor evangélico, donde no debería faltar la alegría. A esta reforma se le unió San Juan de la Cruz. Ambos sufrieron burlas y persecuciones, pero nada podía frenar a esta mujer decidida y segura. A su intensa actividad unió una altísima experiencia mística que quedó plasmada en sus escritos espirituales, por los cuales se la declaró doctora de la Iglesia. Fundó muchos conventos reformados, lo cual le significó numerosos viajes que deterioraron su salud. A causa de esos viajes la llamaban despectivamente “mujer inquieta y andariega”.
    Pero a pesar de las persecuciones que soportó de parte de las mismas autoridades de la Iglesia, expiró diciendo: “Muero hija de la Iglesia”. Porque el Espíritu Santo, que nos invita a vivir cosas grandes, nos lleva también a vivirlas en humildad y en fraternidad, nunca en la vanidad y la división.
    Teresa es un hermoso estímulo que nos invita a dejarnos llevar por el Espíritu Santo sin cobardías ni mezquindades, sabiendo que, unidos al Señor, y más allá de lo que nosotros podamos ver, nuestra vida dará mucho fruto.
    Amen.

    ResponderEliminar
  51. Los Cinco Minutos del Espíritu Santo
    Sábado 15 de octubre de 2016


    La magnanimidad es una hermosa virtud, que nos lleva a desear cosas grandes, a gastar nuestra vida para regalarle algo grande a este mundo. Porque ser humildes no quiere decir que escondamos nuestras capacidades o que enterremos nuestros talentos. El Espíritu Santo no se goza en nuestra destrucción ni espera que renunciemos a nuestros sueños. Al contrario, él nos lanza a la aventura de vivir cosas grandes.
    Eso está claro en la vida de Santa Teresa de Ávila, que hoy recordamos. Ella desde pequeña soñaba con hacer cosas grandes por Cristo. Pero en esa época, hace quinientos años, las mujeres no podían destacarse en la sociedad ni en la Iglesia.
    A ella la estimulaba mucho la lectura de las vidas de santos y de los libros de caballería. Por eso un día, siendo niña, quiso escapar con su hermano con el deseo de dar la vida por Cristo en tierras paganas.
    En 1535 entró al convento de la Encarnación en Ávila. Pero se puede decir que sólo veinte años después ocurrió su gran conversión, la acción más poderosa del Espíritu Santo. Al poco tiempo sintió el llamado de Dios a reformar la vida de los conventos carmelitas, devolviéndoles su espíritu de austeridad y fervor evangélico, donde no debería faltar la alegría. A esta reforma se le unió San Juan de la Cruz. Ambos sufrieron burlas y persecuciones, pero nada podía frenar a esta mujer decidida y segura. A su intensa actividad unió una altísima experiencia mística que quedó plasmada en sus escritos espirituales, por los cuales se la declaró doctora de la Iglesia. Fundó muchos conventos reformados, lo cual le significó numerosos viajes que deterioraron su salud. A causa de esos viajes la llamaban despectivamente “mujer inquieta y andariega”.
    Pero a pesar de las persecuciones que soportó de parte de las mismas autoridades de la Iglesia, expiró diciendo: “Muero hija de la Iglesia”. Porque el Espíritu Santo, que nos invita a vivir cosas grandes, nos lleva también a vivirlas en humildad y en fraternidad, nunca en la vanidad y la división.
    Teresa es un hermoso estímulo que nos invita a dejarnos llevar por el Espíritu Santo sin cobardías ni mezquindades, sabiendo que, unidos al Señor, y más allá de lo que nosotros podamos ver, nuestra vida dará mucho fruto.
    Amen.

    ResponderEliminar
  52. Buenos días! Por favor nos pueden compartir los Cinco Minutos del Espíritu Santo! Dios los bendiga!

    ResponderEliminar
  53. Buenos días! Por favor nos pueden compartir los Cinco Minutos del Espíritu Santo! Dios los bendiga!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que si. Favor de seguirnos en la siguiente dirección web:

      http://l5mdes.blogspot.mx

      O dando click al enlace de abajo.
      Bendiciones

      Eliminar
  54. Domingo, 16 de Octubre, 2016
    Los Cinco Minutos del Espíritu Santo

    Domingo, 16 de Octubre de 2016

    "Espíritu Santo, tú eres el Amor. Y yo, que soy una pequeña creatura, llevo en mí una inmensa capacidad de ternura y de encuentro. Sin embargo, todavía no he aprendido qué es el verdadero amor.
    Mi corazón es débil y necesitado. Muchas veces deseo un abrazo afectuoso, anhelo una amistad buena y profunda, y mi interior necesita experiencias de amor que me hagan sentir vivo.
    Buscando amor, muchas veces me equivoco, y le pido a los seres humanos lo que no pueden darme.
    Por eso te ruego, Espíritu Santo: ayúdame a valorar el amor y la amistad que me ofreces, enséñame a ver que en tu presencia está todo el amor que necesito, e infinitamente más. Que tu amor es desbordante y lleno de ternura, que tu amor es fuerte pero íntimamente cercano, que tu amor es la respuesta verdadera para mi corazón necesitado.
    Ven Espíritu Santo, pasa por mi interior sediento, y sana mis insatisfacciones más profundas. Calma mi sed con tu agua de vida.
    Amén."

    ResponderEliminar
  55. Gracias por compartirlo! Es el alimento a diario para empezar el día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde San Diego ca a las 7:37am es una necesidad al levantarme

      Eliminar
  56. Los Cinco Minutos del Espíritu Santo
    Lunes 17 de octubre de 2016


    Dar la vida por Jesús no es una cosa de personas tristes, amargadas o resignadas. Es un gozo que no se puede imaginar, porque sólo lo entiende el que es tocado por el Espíritu Santo y llamado a la entrega total. Hoy recordamos a Ignacio de Antioquía, y en él descubrimos de qué manera nos fortalece el Espíritu Santo. Porque él no sólo nos da fuerza; también nos da gozo y pasión.
    San Ignacio fue asesinado por su fe en el año 107. Cuando era llevado por los soldados, a ellos les llamaba la atención ver su rostro sereno y alegre. Ignacio explicó lo que sentía, en una de sus cartas: “Hay dentro de mí un manantial que clama y grita: ‘¡Ven al Padre!”.
    La atracción de esa fuente definitiva de vida y de plenitud que es el Padre amado, compensaba infinitamente cualquier sacrificio, justificaba cualquier renuncia y merecía una entrega definitiva. El Espíritu Santo es el que coloca en nuestros corazones esa dulce atracción. Vale la pena recordar algunas frases de las preciosas cartas de Ignacio, donde se manifiesta su apasionado e inquebrantable amor:
    “Déjenme que sea pasto para las fieras, por las que podré alcanzar al Señor. Soy trigo de Dios, y quiero ser molido por esos dientes, para convertirme en un limpio pan de Cristo.”

    Es admirable este misterioso poder de la gracia, que despliega toda su belleza en quienes no oponen resistencia a su acción. La deslumbrante libertad de San Ignacio de Antioquía, capaz de entregarse feliz y extasiado, nos invita a relativizar nuestros sufrimientos y a desterrar tanta tristeza inútil, tantos lamentos innecesarios, tantas quejas infecundas. Nosotros no podemos buscar el martirio, porque es un regalo; pero podemos pedirle al Espíritu Santo que nos ayude a vivir esa entrega total, viviendo con alegría y profunda fe en medio de los sufrimientos y preocupaciones que nos toque vivir cada día, para dar la vida gota a gota.
    Amén.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartirlo. Estoy suscrita y hace días que no me lo envían al correo. Feliz día

      Eliminar
    2. Asi es María, al parecer se suspendió el envío.
      Te in vito a seguir los 5 Minutos en este blog.

      Eliminar
  57. Me uno en sus oraciones
    Pido a Dios que Ángel Gris este bien de salud y que estas fallas solo sean de comunicación

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igualmente me uno a la oración. Primero Dios se encuentre bien de salud.

      Eliminar
  58. Los Cinco Minutos del Espíritu Santo
    Martes 18 de octubre de 2016

    Ven Espíritu Santo, porque todavía llevo algunos sueños dentro de mí, algunos proyectos escondidos, algunos deseos interiores. Son esas inquietudes que me mantienen vivo y despierto. Ven Señor, para que no se apaguen esos sueños, y para que nazcan otros proyectos nuevos, más bellos todavía. Porque dentro de mí está siempre clamando ese llamado a crecer que tú has colocado en mi corazón.
    Y yo sé que si no crezco me debilito, que el agua estancada se echa a perder. Por eso, ven Espíritu Santo, no permitas que me detenga, que me encierre, que me limite. Estoy llamado a más, y quiero ir por más. Inúndame con ese empuje divino de tu gracia, para que avance decidido hacia nuevos horizontes. Con serenidad, con mucha paz, sin obsesiones, pero también con un incontenible entusiasmo. Ven Señor de la vida, ven.
    Amén.

    ResponderEliminar
  59. Miércoles 19 de Octubre....Ven Espíritu Santo, ven

    ResponderEliminar
  60. Los Cinco Minutos del Espíritu Santo

    19 Octubre: Cuando sentimos que nuestra vida es algo mediocre, a veces nos surge el deseo de hacer algo grande, llamativo, extraordinario. Y envidiamos a las personas que se destacan.

    Pero como no nos sentimos capaces de cambiar completamente de vida o de dar grandes pasos, entonces optamos por quedarnos cómodos en nuestra mediocridad.

    Sin embargo, el Espíritu Santo por lo general no quiere ninguna de las dos cosas, porque sabe que nosotros cambiamos dando pequeños pasos, llegamos poco a poco a las cosas grandes a través de cambios pequeños que se van sumando y nos van modificando lentamente. No es o todo o nada. Es poco a poco.

    Los seres humanos tenemos la tendencia permanente a clausurarnos en lo que ya hemos conseguido, y a quedarnos cómodos en la normalidad que vivimos. Por eso mismo un pequeño paso siempre es en realidad algo inmenso.

    Podríamos decir que el Espíritu Santo exulta de gozo infinito cada vez que nosotros damos un pequeño paso:
    cada vez que nos decidimos a pedir perdón por nuestros pecados, cada vez que damos una limosna, cada vez que visitamos a alguien que nos necesita, cada vez que entramos a una iglesia sólo dos minutos a decirle algo al Señor. Todo eso que a nosotros nos parece demasiado simple o que no vale mucho, sí que vale. No será todo lo que se puede hacer, pero en este momento es todo, porque es lo que puedo hacer.

    Dejemos que el Espíritu Santo nos impulse a dar esos pequeños pasos, y no nos resistamos pensando que son pequeños o inútiles.

    ResponderEliminar
  61. Los Cinco Minutos del Espíritu Santo

    19 Octubre: Cuando sentimos que nuestra vida es algo mediocre, a veces nos surge el deseo de hacer algo grande, llamativo, extraordinario. Y envidiamos a las personas que se destacan.

    Pero como no nos sentimos capaces de cambiar completamente de vida o de dar grandes pasos, entonces optamos por quedarnos cómodos en nuestra mediocridad.

    Sin embargo, el Espíritu Santo por lo general no quiere ninguna de las dos cosas, porque sabe que nosotros cambiamos dando pequeños pasos, llegamos poco a poco a las cosas grandes a través de cambios pequeños que se van sumando y nos van modificando lentamente. No es o todo o nada. Es poco a poco.

    Los seres humanos tenemos la tendencia permanente a clausurarnos en lo que ya hemos conseguido, y a quedarnos cómodos en la normalidad que vivimos. Por eso mismo un pequeño paso siempre es en realidad algo inmenso.

    Podríamos decir que el Espíritu Santo exulta de gozo infinito cada vez que nosotros damos un pequeño paso:
    cada vez que nos decidimos a pedir perdón por nuestros pecados, cada vez que damos una limosna, cada vez que visitamos a alguien que nos necesita, cada vez que entramos a una iglesia sólo dos minutos a decirle algo al Señor. Todo eso que a nosotros nos parece demasiado simple o que no vale mucho, sí que vale. No será todo lo que se puede hacer, pero en este momento es todo, porque es lo que puedo hacer.

    Dejemos que el Espíritu Santo nos impulse a dar esos pequeños pasos, y no nos resistamos pensando que son pequeños o inútiles.

    ResponderEliminar
  62. Cuando sentimos que nuestra vida es algo mediocre, a veces nos surge el deseo de hacer algo grande, llamativo, extraordinario. Y envidiamos a las personas que se destacan.

    Pero como no nos sentimos capaces de cambiar completamente de vida o de dar grandes pasos, entonces optamos por quedarnos cómodos en nuestra mediocridad.

    Sin embargo, el Espíritu Santo por lo general no quiere ninguna de las dos cosas, porque sabe que nosotros cambiamos dando pequeños pasos, llegamos poco a poco a las cosas grandes a través de cambios pequeños que se van sumando y nos van modificando lentamente. No es o todo o nada. Es poco a poco.

    Los seres humanos tenemos la tendencia permanente a clausurarnos en lo que ya hemos conseguido, y a quedarnos cómodos en la normalidad que vivimos. Por eso mismo un pequeño paso siempre es en realidad algo inmenso.

    Podríamos decir que el Espíritu Santo exulta de gozo infinito cada vez que nosotros damos un pequeño paso:
    cada vez que nos decidimos a pedir perdón por nuestros pecados, cada vez que damos una limosna, cada vez que visitamos a alguien que nos necesita, cada vez que entramos a una iglesia sólo dos minutos a decirle algo al Señor. Todo eso que a nosotros nos parece demasiado simple o que no vale mucho, sí que vale. No será todo lo que se puede hacer, pero en este momento es todo, porque es lo que puedo hacer.

    Dejemos que el Espíritu Santo nos impulse a dar esos pequeños pasos, y no nos resistamos pensando que son pequeños o inútiles.

    ResponderEliminar
  63. Cuando sentimos que nuestra vida es algo mediocre, a veces nos surge el deseo de hacer algo grande, llamativo, extraordinario. Y envidiamos a las personas que se destacan.

    Pero como no nos sentimos capaces de cambiar completamente de vida o de dar grandes pasos, entonces optamos por quedarnos cómodos en nuestra mediocridad.

    Sin embargo, el Espíritu Santo por lo general no quiere ninguna de las dos cosas, porque sabe que nosotros cambiamos dando pequeños pasos, llegamos poco a poco a las cosas grandes a través de cambios pequeños que se van sumando y nos van modificando lentamente. No es o todo o nada. Es poco a poco.

    Los seres humanos tenemos la tendencia permanente a clausurarnos en lo que ya hemos conseguido, y a quedarnos cómodos en la normalidad que vivimos. Por eso mismo un pequeño paso siempre es en realidad algo inmenso.

    Podríamos decir que el Espíritu Santo exulta de gozo infinito cada vez que nosotros damos un pequeño paso:
    cada vez que nos decidimos a pedir perdón por nuestros pecados, cada vez que damos una limosna, cada vez que visitamos a alguien que nos necesita, cada vez que entramos a una iglesia sólo dos minutos a decirle algo al Señor. Todo eso que a nosotros nos parece demasiado simple o que no vale mucho, sí que vale. No será todo lo que se puede hacer, pero en este momento es todo, porque es lo que puedo hacer.

    Dejemos que el Espíritu Santo nos impulse a dar esos pequeños pasos, y no nos resistamos pensando que son pequeños o inútiles.

    ResponderEliminar
  64. Los Cinco Minutos del Espíritu Santo
    Jueves 20 de octubre de 2016


    Dirijámonos al Espíritu Santo con las palabras del Veni Creator, un himno que la Iglesia ha rezado durante varios siglos. Unámonos espiritualmente a los hermanos de todo el mundo con estas hermosas palabras:
    Ven Espíritu Santo, Creador, visita los corazones de los tuyos.
    Llena de inmenso amor estos pechos que creaste.
    Espíritu paráclito de Dios, altísimo don celestial, fuente de vida, fuego, caridad, y unción espiritual.
    Ven con tus siete dones, Dedo de la mano del Padre.
    Tú, promesa del Padre, que llenas nuestra boca de sabiduría.
    Enciende tu luz en nuestros sentidos, infunde amor en nuestros corazones, y con tu potencia poderosa fortalece nuestra fragilidad.
    Rechaza al enemigo que nos domina y danos la paz verdadera, para que con tu auxilio divino evitemos todo mal.
    Haznos conocer al Padre eterno y a Jesucristo nuestro Señor.
    Y que en ti, Espíritu Santo, podamos creer siempre.
    Sea la gloria al Padre, y al Hijo que resucitó de entre los muertos, y a ti, Paráclito, por los siglos de los siglos.
    Amén.”

    ResponderEliminar
  65. Los Cinco Minutos del Espíritu Santo Viernes 21 de octubre de 2016


    La libertad que nos da el Espíritu Santo nos permite aceptar que la felicidad se realice de maneras muy diversas. El Espíritu nos hace descubrir que no hay una sola manera de ser felices, sino muchas.
    Nosotros nos apegamos a una forma de ser felices, porque creemos que es la única. Hemos imaginado que sólo se puede ser felices cuando no tenemos ningún problema, ninguna enfermedad, ningún desafío. Pero eso es un engaño más que nos ata y nos limita.
    Es necesario entregarse al Espíritu Santo y aceptar que él nos regale la felicidad como sea. Porque un modo de felicidad no es la felicidad, es sólo un modo. Y el Espíritu Santo quiere hacerme conocer muchas maneras de felicidad.
    Es feliz quien en medio de un problema es capaz de unirse a otro que tiene el mismo problema para encontrar juntos una salida. Es feliz quien tiene una enfermedad, y es capaz de descubrir el amor del Señor y descansar en su presencia en medio de esa enfermedad. Es feliz quien es capaz de postergar sus deseos y no pretende vivirlo todo ahora. Es feliz quien no pudo viajar a Europa, pero puede pasar una tarde soleada a la orilla de un pequeño arroyo.
    Pidamos al Espíritu Santo que nos regale esa capacidad de adaptación que nos permite aceptar la forma de felicidad que es posible hoy, sin angustiamos por lo que ahora no es posible.
    Amén

    ResponderEliminar
  66. Sábado, 22 de Octubre, 2016
    Los Cinco Minutos del Espíritu Santo

    Sábado, 22 Octubre, 2016

    El Espíritu Santo es maestro de las cosas pequeñas. Frecuentemente no somos felices porque no sabemos valorar esa enseñanza.

    Muchas veces no disfrutamos de ciertas cosas porque nos parecen pequeñas. Otras veces no hacemos algunas buenas acciones porque nos parecen insignificantes. Como conclusión, nos quedamos sin nada entre las manos. Se trata de una tentación que nos conviene dominar.

    Este pequeño momento vale la pena, porque es la simple felicidad que el Señor me está regalando ahora. Si lo acepto, y lo disfruto con sencillez, esto tonifica mi alma, me ayuda a sentirme vivo, y me prepara para otras alegrías más grandes.

    Esta pequeña acción vale la pena, dar esta sonrisa vale la pena, regalar este saludo amable vale la pena, ofrecer esa pequeña ayuda, vale la pena. Porque es lo que el Espíritu Santo me está inspirando, y entonces, eso no tiene medida, no es pequeño. La medida y el valor de ese acto están dados porque es una respuesta a las inspiraciones del Espíritu Santo, porque es un acto de amor. Entonces, vale la pena.

    ResponderEliminar
  67. Hola, Dios te colme de bendiciones por pasaelo cada dia, pero como lo paso por wsp, porq no me permite.gracias!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Primero selecciona el texto y arriba te aparece la opción de envío con la <.

      Eliminar
    2. Primero selecciona el texto y arriba te aparece la opción de envío con la <.

      Eliminar
  68. Dar Click sobre este enlace para ir a Los Cinco Minutos del Espíritu Santo


    Trate por aca

    ResponderEliminar
  69. http://l5mdes.blogspot.ca/


    Entonces acá si.

    ResponderEliminar
  70. Los Cinco Minutos del Espíritu Santo
    Domingo 23 de octubre de 2016

    A veces el Espíritu Santo no puede regalarme su vida y su paz, y no puede obrar en mi existencia, porque yo estoy obsesionado con algo y quiero conseguirlo por un camino equivocado.
    Es cierto que necesitamos amor, todos lo necesitamos. Y si alguien dice que no necesita amor está mintiendo, se está engañando a sí mismo, se ha cauterizado para no sufrir.
    En el fondo de su corazón hay un niño necesitado que está gritando de frío y abandono.
    Pero nunca lograremos el verdadero amor que necesitamos vendiéndonos a los demás, tratando de hacer todo lo que esperan de nosotros para que nos quieran, violentándonos por dentro y tratando de ser lo que no somos.
    Si renunciamos a ser nosotros mismos, ellos no amarán nuestro ser real; amarán sólo esa máscara, esa apariencia que hemos fabricado.
    No seamos injustos con nosotros mismos y con Dios. Seamos lo que tenemos que ser, nuestro verdadero ser, el que Dios ha creado. Es cierto que tendremos que cultivarnos, pero sin dejar de ser nosotros mismos.
    Por eso, es mejor dejarnos amar por el Espíritu Santo. Cualquier amor verdadero no es más que un reflejo del Espíritu, que es amor sin límites. Y es un amor que me quiere como soy, y que sólo espera que sea yo mismo. Cuando él me toca por dentro para embellecerme, lo hace respetando esa identidad que él ama. Pidámosle entonces que destruya nuestra máscara y haga brillar nuestra realidad más bella.
    Amén.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Dios le pague y lo bendiga.

      Eliminar
  71. Los Cinco Minutos del Espíritu Santo Lunes 24 de octubre de 2016

    “Ven Espíritu Santo, para enseñarme a quererme como tú me quieres. Tú sabes que a veces me obsesiono por mi cuerpo, me angustio cuando descubro el paso de los años en mi piel, cuando percibo que el aspecto físico se va desgastando sin cesar, cuando reconozco que mi belleza es limitada y que algunos detalles de mi cuerpo no me agradan.
    Ven Espíritu Santo, y enséñame a amar este cuerpo que has creado. Ayúdame a tratarlo con cariño y delicadeza, porque es obra de tu poder amoroso.
    No permitas que me obsesione por la belleza y por la salud, para que pueda amar este cuerpo tal como es, y reconozca que tiene un lugar en el universo, porque es una creatura tuya.
    Pasa por mi cuerpo, Espíritu Santo, sánalo, restáuralo, serénalo. Cura todas las enfermedades que se han provocado por falta de amor, por exigirle demasiado, por tratarlo mal, por haberme llenado de tensiones, por todas las angustias que le han hecho daño.
    Ven Espíritu Santo, pasa delicadamente por todo mi cuerpo, y llénalo de vida.
    Amén.”

    ResponderEliminar
  72. Ven Espíritu Santo pasa por mi cuerpo serenalo, curalo y llenalo de vida y amor.
    Enseñame a quererme como tú me quieres Espíritu Santo.
    Amén.Amen

    ResponderEliminar
  73. http://movil.religionenlibertad.com/articulo_rel.asp?idarticulo=51668&accion=

    ResponderEliminar
  74. Ven Espíritu Santo sana mi cuerpo y ayudame para que yo me cuide y ame como Tú lo Amas.

    ResponderEliminar
  75. Ven Espíritu Santo y sana , restaura y cura mi cuerpo de las enfermedades que se han originado por falta de amor y por haberlo tratado mal, ven, por favor

    ResponderEliminar
  76. Los Cinco Minutos del Espíritu Santo
    Martes 25 de octubre de 2016

    Dice el Evangelio que Jesús estaba lleno del Espíritu Santo, porque el Padre Dios “le da el Espíritu sin medida” (Jn 3,34). Sin medida, y eso significa que Jesús está repleto del fuego, la luz y el poder del Espíritu Santo. Todo su ser desborda de vida, de amor y de belleza, porque él posee el Espíritu sin medida.
    Imaginemos a Jesús feliz por esa presencia plena y desbordante del Espíritu en su corazón, imaginemos cuánta libertad, cuánta alegría, cuánta fuerza había en él cuando predicaba, cuando hacía milagros, cuando iba por todas partes derramando amor.
    Y pidámosle que abra su corazón, para que de esa plenitud también nosotros podamos recibir cada día más el Espíritu Santo. Porque lo necesitamos para vivir mejor.
    Amén.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espíritu Santo ven porque te necesito para vivir mejor.
      Amén.Amén.

      Eliminar
  77. Espíritu Santo llena nuestros corazones de Amor. Ven Espíritu Santo ven AMÉN

    ResponderEliminar
  78. Ven espíritu Santo aclara mi mente

    ResponderEliminar
  79. Los Cinco Minutos del Espíritu Santo Miércoles 26 de octubre de 2016

    El Espíritu Santo ama mi felicidad. Es un error tremendo creer que sólo podemos ofrecerle nuestros sufrimientos, como si a él no le interesara que disfrutemos de esta vida.
    Es cierto que él puede ayudarnos cuando estamos pasando un momento difícil. Pero también espera que lo reconozcamos en medio de nuestras alegrías y placeres.
    Algunas personas, cuando están viviendo un buen momento, no saben disfrutarlo, porque piensan que eso no le interesa a Dios. O sienten que no son dignos de disfrutar, o que sólo valen el sacrificio y el trabajo. Olvidan que Dios nos ama, y nos ama con generosidad y con ternura. Es como cualquier amigo que nos quiere en serio, y que se alegra cuando las cosas nos van bien y podemos ser felices.
    Por eso, cuando estemos pasando un buen momento, disfrutémoslo y démosle gracias al Espíritu Santo. Si no somos egoístas y somos capaces de compartir con los demás, el Espíritu Santo disfruta con nosotros.
    Amén.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espíritu Santo quiero siempre tenerte presente en los momentos felices y tristes de mi vida.
      Espíritu Santo gracias por amar mi felicidad y amarnos con tanta generosidad.

      Eliminar
    2. Espíritu Santo quiero siempre tenerte presente en los momentos felices y tristes de mi vida.
      Espíritu Santo gracias por amar mi felicidad y amarnos con tanta generosidad.

      Eliminar
  80. Espíritu Santo quiero siempre tenerte presente en los momentos felices y tristes de mi vida.
    Espíritu Santo gracias por amar mi felicidad y amarnos con tanta generosidad.

    ResponderEliminar
  81. Espíritu Santo quiero siempre tenerte presente en los momentos felices y tristes de mi vida.
    Espíritu Santo gracias por amar mi felicidad y amarnos con tanta generosidad.

    ResponderEliminar
  82. Gracias Espíritu Santo por los buenos momentos compartidos en familia y acompañame en los malos que pueda tener,saber entender porque pasan las cosas. Ven Espíritu Santo ven , cuida de mi familia y ayudalos a compartir y ser generosos. AMÉN

    ResponderEliminar
  83. Los Cinco Minutos del Espíritu Santo Jueves 27 de octubre de 2016

    Es muy sano descubrir que mi vida es un regalo, que no tengo que comprarla ni fabricarla. Sería una tarea demasiado grande tratar de producir mi propia vida, tratar de merecerla. Además, es imposible, porque la vida sólo puede ser creada por el Señor todopoderoso.
    Muchas personas se enferman y se llenan de nerviosismos y tensiones porque creen que deben hacer miles de cosas para sentir que están mereciendo la vida. Ese es un tremendo engaño. La vida es puro don, sólo hay que recibirla.
    Por eso es bueno ayudarse con la imaginación, para tratar de reconocer que en nuestro interior hay una fuente de la vida, que no somos nosotros, es el Espíritu Santo. Así, poco a poco, vamos tratando de sentir que somos generados, producidos por él, como si fuera una turbina que produce corriente eléctrica sin parar.
    Imaginemos que somos como una flor, y dentro de nosotros está esa raíz que nos hace florecer con su sabia. Es el Espíritu que da vida.
    Somos un don, puro don, puro regalo. Vivámoslo con permanente gratitud.
    Amén

    ResponderEliminar
  84. Espíritu Santo te doy gracias por el regalo de la vida y ayúdame a saber disfrutar de ella . Sé que se me van a poner piedras en el camino y también te pido que me des el Don de descubrirlas y encontrar la solución a todo con mucha paz y con el corazón abierto y dispuesto a tu voluntad. Gracias Espíritu Santo ven AMÉN

    ResponderEliminar
  85. Viernes, 28 de Octubre, 2016
    Los Cinco Minutos del Espíritu Santo

    Viernes, 28 de Octubre de 2016

    Muchos, movidos por el Espíritu Santo, han dado la vida por grandes ideales. Algunos han dado la vida por Cristo. Pero si es posible entregar hasta la sangre soportando tormentos terribles, entonces es posible entregar mucho menos por Cristo y por los demás.

    Realmente es posible soportar con paciencia, y hasta con el gozo del amor, las contradicciones y angustias de cada día. Es posible tolerar serenamente que nos critiquen, nos rechacen, nos olviden. ¿Por qué no?

    Si otros pueden ser asesinados por ser fieles a su opción, y se entregan decididos, ¿por qué yo no puedo recibir burlas, contradicciones y rechazos como los sufrió Jesús? ¿Por qué yo tendré que estar libre de todo sufrimiento, límite o angustia? ¿Quién soy yo para pretender que no se me pida nada?

    Ninguno de nosotros es el centro del universo ni tiene derecho a exigir que el mundo esté a su servicio o que su vida esté libre de toda dificultad. Ciertamente, eso es lo que proponen los engaños de la sociedad de consumo, pero no vale la pena vivir de engaños.

    Invocando al Espíritu Santo para que nos haga más firmes por dentro, podemos lograr que las contrariedades de la existencia y las molestias de la vida en sociedad no nos derriben ni nos quiten el gozo de ser cristianos.

    ResponderEliminar
  86. Ven Espíritu Santo ven y ayúdame a entender ciertas cosas de la vida , porqué pasan .... Espíritu Santo ven AMÉN ❤

    ResponderEliminar
  87. Ven Espíritu Santo fortaleciendo mi vida ante las adversidades que se me presenten, ilumina mi caminar para entender por que pasan.
    Espíritu te invoco por que quiero sentir el gozo de ser cristiano.
    Amén. Amen.

    ResponderEliminar
  88. Sábado, 29 de Octubre, 2016
    Los Cinco Minutos del Espíritu Santo

    Sábado, 29 de Octubre, 2016

    "Ven Espíritu Santo, ven Dios de amor.
    Porque el amor es lo que más necesito.
    Porque sin amor soy como una planta seca, sin raíces.
    Porque el amor es vida, es fuerza y es calor.
    Porque sin amor el corazón se muere de frío.
    Ven Espíritu de amor.
    Porque el amor del mundo siempre es imperfecto.
    Porque es tu amor lo que más necesito.
    Porque tu amor es real, es verdadero, es sincero.
    Ven Espíritu de amor.
    Porque todo mi ser está hecho para el amor.
    Porque el amor le da un sentido a todo lo demás.
    Porque sin amor, nada podrá hacerme feliz.
    Ven Amor infinito.
    Porque todos los demás amores son imperfectos,
    y me dejan sed del tuyo.
    Ven Espíritu Santo.
    Amén."

    ResponderEliminar
  89. Ven Espíritu Santo ven, llena nuestros corazones con el fuego de tu AMOR AMÉN ��❤

    ResponderEliminar
  90. Hola.
    Que pasó? Ni me volvieron a llegar los msgs de esta pagina a mi correo?//

    ResponderEliminar
  91. Los Cinco Minutos del Espíritu Santo
    Domingo 30 de Octubre de 2016


    El Espíritu Santo nos regala su paz. Pero la paz debe ser buscada de nuevo cada día, porque permanentemente hay cosas que vuelven a perturbarnos: el orgullo herido por una palabra que nos dijeron, el temor de que suceda algo desagradable, una cosa que no nos salió bien, el dolor de haber dicho algo que no debíamos decir, el deseo de algo que no podemos conseguir, etc. Todo eso nos va quitando la paz.

    Por eso, no hay que dejar pasar varios días sin volver a rogarle al Espíritu Santo que nos pacifique por dentro con su caricia de amor.

    También para esto se puede utilizar la imaginación:

    Tomo conciencia de las cosas que me están perturbando por dentro e imagino cada una como una gota que cae y se hunde en un arroyo que la arrastra. Hasta que siento dentro de mi corazón un dulce vacío. No han quedado perturbaciones, y ahora ese hueco se llena de calor, de fuerza, de vida, de fuego que consume todo resto de preocupación: Es el fuego del Espíritu Santo que todo lo invade.
    Amén.

    ResponderEliminar
  92. Mil gracias!! No dejen de publicar por favor

    ResponderEliminar
  93. Buen dia no se que ha pasado pero mil gracias por compartirlo, esta oración nos hace mucho bien ya que sin El Espiritu Santo no hay conversion. Bendiciones

    ResponderEliminar
  94. Buen dia no se que ha pasado pero mil gracias por compartirlo, esta oración nos hace mucho bien ya que sin El Espiritu Santo no hay conversion. Bendiciones

    ResponderEliminar
  95. Ven Espíritu Santo invade con tu paz y amor cada día de mi vida.
    Amén.

    ResponderEliminar
  96. Ven Espíritu Santo invade con tu paz y amor cada día de mi vida.
    Amén.

    ResponderEliminar
  97. Los Cinco Minutos del Espíritu Santo Lunes 31 octubre 2016

    En el siglo noveno, el piadoso San Rabano Mauro escribió esta oración al Espíritu Santo. Es bueno reconocer que, aunque pasen los siglos, podemos seguir utilizando esas mismas palabras, porque expresan la sed del corazón humano:

    "Ven Espíritu de Dios Creador
    y visita el hogar de tus fieles.
    Haz de su pecho un templo de gracia
    con el don de tu presencia santa.
    Tú, el amor que consuela a los hijos
    como eterno regalo del Padre,
    Caridad, fuente viva de gracia,
    llama eterna de amor verdadero.
    Que tu luz ilumine los ojos
    y tu amor se derrame en el alma.
    Sé mano vencedora en nuestras luchas,
    y sendero que nos guíe los pasos.
    Que tus hijos triunfen al mal
    y que reine la paz en sus vidas.
    Fortalece la fe del creyente
    que ha nacido a la vida divina.
    Demos gloria por siempre a Dios Padre
    y a Jesús triunfador de la muerte,
    y al Espíritu, vida del alma,
    alabanza y honor para siempre.
    Amén."

    ResponderEliminar
  98. Gracias y bendiciones.

    ResponderEliminar
  99. Espíritu Santo,Vida del alma,alabanza y honor para siempre.
    Amor que me consuela.
    Amén.Amen

    ResponderEliminar
  100. Espíritu Santo,Vida del alma,alabanza y honor para siempre.
    Amor que me consuela.
    Amén.Amen

    ResponderEliminar
  101. Gracias Espíritu Santo,tu gran AMOR nos consuela y nos llena de bendiciones. AMÉN

    ResponderEliminar
  102. Martes, 1 de Noviembre, 2016
    Los Cinco Minutos del Espíritu Santo

    Martes, 1 de Noviembre, 2016

    La celebración de hoy es un canto al Espíritu Santo. Porque celebrar a todos los santos es motivo de alegría y de consuelo. En ellos se manifiesta el triunfo de la gracia, la eficacia de la acción del Espíritu Santo, porque “cuando Dios corona los méritos de los santos está coronando sus propios dones” (San Agustín).

    El conjunto de los santos nos hace ver algo precioso: que el Espíritu Santo nos renueva, nos transforma, pero respeta la identidad de cada uno y ama la variedad. Por eso todos los santos son diferentes y cada uno fue santo a su manera.
    Reconociendo la inmensa variedad de santos, con temperamentos, opciones e historias tan variadas, podemos reconocer cómo la acción de la gracia es siempre personal, respeta la identidad de cada uno, y no condiciona su libertad. También cada uno de nosotros, con sus peculiaridades, pero sanado y liberado, podrá integrar esa maravillosa comunidad celestial e integrarse en la feliz alabanza que no tiene fin.

    Hoy recordamos también a miles de personas que no han sido canonizadas en una declaración oficial de la Iglesia, pero que seguramente han alcanzado la santidad de maneras poco llamativas. Se han entregado con amor en la sencillez de lo cotidiano. Otros quizás han vivido la santidad en medio de muchos condicionamientos, o también en medio de la locura. Ellos, en el cielo, brillan liberados de sus límites y angustias, y su belleza es una alabanza al Espíritu Santo, que se lució embelleciendo sus vidas.

    ResponderEliminar
  103. Ven Espíritu Santo a embellecer nuestras vidas.
    Amén.
    Felíz celebracion de todos los Santos motivo de alegría y consuelo.
    Así sea Amén.

    ResponderEliminar
  104. Ven Espíritu Santo y celebremos la alegría y el consuelo con todos los Santos. Renuevanos y transforma nuestros corazones para ayudar sin mirar a quién. Ven Espíritu Santo ven. AMÉN

    ResponderEliminar
  105. Los Cinco Minutos del Espíritu Santo
    Miércoles 02 de noviembre de 2016

    “Concede, Señor, a nuestros difuntos el descanso eterno. Y que brille para ellos la luz perpetua”
    En memoria de todos nuestros seres queridos

    “Gloria a ti, Espíritu Santo, mi Dios infinito y bello. Señor deslumbrante, vestido de inmensa luz. Esta pequeña criatura quiere adorarte y reconocer tu grandeza. Me postro ante ti Señor, y te pido que toques mi corazón, que abras mis labios y me regales el don de saber adorarte.
    No permitas, Dios mío, que me encierre en mis preocupaciones y penas, no dejes que mi boca se llene sólo de lamentos. Ayúdame a salir de mí mismo para alabarte a ti, que eres digno de toda alabanza, mi Dios y mi Señor amado. Santo eres, bendito seas, alabado y glorificado seas por tu hermosura, por tu fuerza, por tu bondad, por tu inmensa paz. A ti sea la gloria por siempre.
    Señor, quiero entregarme a la vida, porque también hoy estaremos juntos. Estarás conmigo, Espíritu Santo, y con tu amistad yo puedo enfrentar todo lo que suceda. Podré ver en todo lo que me suceda una oportunidad, un sueño, un desafío.
    Escucho tu invitación a la vida, y quiero decirte que sí, Espíritu Santo. Aunque he vivido muchos días grises, llenos de fracaso, hoy quiero intentarlo una vez más; para que todo lo que me suceda pueda ser transformado por tu amistad. Ven Espíritu Santo. Amén.”

    ResponderEliminar
  106. Amén. Gracias y bendiciones.

    ResponderEliminar
  107. Gracias! Dios los bendiga!

    ResponderEliminar
  108. Los Cinco Minutos del Espíritu Santo

    03 Noviembre: “Ven Espíritu Santo. Tu mirada luminosa todo lo penetra, con paciencia e inmensa compasión. Mis infidelidades no destruyen tu amor, que siempre vuelve a buscarme, para que mi vida espiritual pueda crecer feliz en tu presencia.
    Quisiera que todas mis acciones te agraden, que mi vida ya no se aparte de tu santo proyecto para mí, que todo lo que hago refleje tu luz, tu alegría y tu amor. Pero tú conoces mi debilidad. Por eso te ruego una vez más que me toques con tu poder divino. Sin tu auxilio nada puedo. Ven Espíritu Santo.

    No dejes que me dominan las malas inclinaciones. Triunfa en mí, Espíritu Santo. Triunfa con la generosidad, con la alegría, con la pureza, con el perdón. Triunfa con la bondad, con la paz, con el servicio. Triunfa con la esperanza, el fervor, los buenos deseos. Ven Espíritu Santo, para que no me vuelvan a arrastrar las viejas costumbres, para que nos me dominen otra vez las malas inclinaciones, los rencores, la melancolía. Ven Espíritu Santo, para que todo en mí sea luminoso. Amén."

    ResponderEliminar
  109. Que así sea AMÉN. Ven Espíritu Santo ven. Bendiciones ��❤

    ResponderEliminar
  110. Hola, porque no me llegan desde el 3.11 los cinco minutos del espíritu Santo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas tardes, Mary!
      Lo puedes seguir en esta página web: http://l5mdes.blogspot.mx

      Bendecida semana

      Eliminar
  111. Muchas gracias, bendiciones para tí y los que siguen el fuego del Espíritu Santo para llenar nuestros corazones de Amor. Gracias de ❤

    ResponderEliminar