Ven Espíritu Santo

Ven Espíritu Santo

sábado, 10 de septiembre de 2016

10 de Septiembre

Cuando alguien se detiene a pensar en su infelicidad, en sus fracasos, en las cosas que soñó y no logró, en sus insatisfacciones. ¿Para qué gastar el tiempo y las energías en esos pensamientos?

Hay que invocar al Espíritu Santo para poder adorar al Padre Dios. Lo importante es que existe él y es infinitamente feliz. Él es pura felicidad, sin límites ni confines. Existe la felicidad perfecta, que es él. Yo puedo recibir gotitas de esa felicidad, y estoy llamado a una felicidad inmensa. Pero lo más importante es que él es feliz, inmensa y maravillosamente feliz, que en él hay un gozo ilimitado.

Sólo una persona sanada y liberada por el Espíritu Santo es capaz de disfrutar con la felicidad de otro, sin estar pensando en lo que no tiene. Por eso, sólo el Espíritu Santo puede enseñarnos a adorar. La adoración es extasiarme en la belleza y en la felicidad de Dios, de tal manera que pueda desprenderme de mi propio yo por un instante. Sólo cuenta él, sólo Dios. Pidamos al Espíritu Santo que nos enseñe el arte de la adoración.

2 comentarios:

  1. Espíritu Santo enséñame a adorar a Dios con toda el alma. Aumenta mi fe que comprenda a mi prójimo. Protegeme, a mi familia amigos y vecinos. Amén

    ResponderEliminar
  2. Espíritu Santo enséñame a adorar a Dios con toda el alma. Aumenta mi fe que comprenda a mi prójimo. Protegeme, a mi familia amigos y vecinos. Amén

    ResponderEliminar