Ven Espíritu Santo

Ven Espíritu Santo

jueves, 31 de marzo de 2016

01 de Abril

El Espíritu Santo es mi santificador, que se acerca a mí, a lo más íntimo, para derramar su santidad. Pero lo más íntimo es el corazón. En realidad la palabra corazón está muy desgastada, confundida con un romanticismo barato. Cuando decimos esta palabra pensamos en los sentimientos, pero el corazón es mucho más que las emociones y los afectos superficiales, es cosa seria. ¿A qué se refiere la Palabra de Dios cuando habla del corazón? No olvidemos que es el mismo Dios el que nos prometió: "les daré un corazón nuevo" (Ezequiel 36,26).


El corazón son esas intenciones más escondidas, las decisiones ocultas que no compartimos con nadie, los verdaderos proyectos que nos movilizan, lo que en realidad andamos buscando cuando decimos cosas, cuando tomamos decisiones. Allí quiere entrar el Espíritu Santo para transformarnos. Allí quiere derramarse para que todas nuestras decisiones profundas sean buenas y sanas. Pero sólo puede entrar poco a poco, en la medida en que se lo permitimos realmente. Porque a veces lo invocamos de la boca para afuera, pero hay una parte nuestra donde en el fondo no queremos que toque algunas cosas; creemos que allí estamos mejor solos. Es falso. Allí también lo necesitamos a él para poder ser realmente felices.

3 comentarios:

  1. -----

    Dios nuestro,
    Danos un corazón nuevo
    Danos un corazón más sencillo para mantenernos en tu presencia
    Danos un corazón más humilde para solo adorarte , alabarte y darte gloria con nuestro comportamiento

    Renuevanos Señor porque todo lo que hay dentro de nosotros necesita más de Tí

    Queremos ser como el barro en manos del alfarero, moldeanos Señor y haznos un vaso nuevo

    ResponderEliminar